Con el empuje de las tabletas, llegan al país las librerías digitales

En la Argentina ya se venden lectores de libros electrónicos ( e-readers ). A la vez, las tabletas digitales están dejando de ser rarezas para entendidos y ganan espacio en las grandes cadenas de electrónica y computación. Mientras que netbooks y notebooks se siguen vendiendo a buen ritmo y los teléfonos de pantalla grande (que rondan las cuatro pulgadas) ganan sin pausa relevancia en el parque de celulares en uso. Según los entendidos consultados por Next son estos hechos, y una tendencia mundial que aunque resistida parece irrefrenable, los que explican el avance –cauto pero firme– de los libros digitales en el país.
En los últimos días, Telefónica presentó en Buenos Aires su propia librería online, la primera del grupo en el mundo, en la que ya ofrece unos 15.000 títulos en castellano. Y casi al mismo tiempo BajaLibros.com (3.000 títulos en español) se sumó a otras propuestas locales con ya unos meses de existencia como Amabook, entre otras. Mientras, se mira con expectativas el desembarco en Latinoamérica de Libranda, la plataforma de distribución y difusión de libros electrónicos de gigantes como los grupos Planeta, Random House Mondadori y Santillana.
¿Y qué ventajas ofrecen las librerías online locales sobre las propuestas globales? Roberto Igarza, especialista en nuevas formas de consumos culturales y miembro de la Academia Nacional de Educación, le explicó a este diario que en un mercado como el argentino, en el que aún mucha gente no se anima a usar su tarjeta de crédito en Internet, una diferencia a favor de las tiendas presentes en el país es el de ofrecer formas de pago alternativas (algunas admiten opciones como Pago Fácil y Teléfonica permite pagar los e-books en la factura de Movistar). Además, tienen obras –a veces de modo exclusivo– de editoriales y autores locales, y dan un soporte técnico en el idioma de los compradores.
En general, las librerías locales permiten bajar cada título comprado de dos a seis veces como máximo, y por regla general los libros no pueden copiarse ni imprimirse.
Lo usual es que los libros estén en el formato ePub, y que la lectura pueda hacerse desde lectores de libros digitales, tabletas, PC, notebooks, netbooks y celulares inteligentes. Sin embargo, conviene averiguar en cada caso porque hay excepciones. Algunas librerías, por caso, excluyen el lector Kindle, de Amazon.
En las PC lo común es tener que bajar, antes que los libros, el soft Adobe Digital Editions, que es gratis.
En cuanto a los precios, como en las librerías de ladrillos, el rango es amplio. Como referencia puede tomarse que, en el caso de títulos que tengan versión en papel, por la edición digital se pagará entre un 30 % y un 35 % menos.
clarin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s