Las primeras palabras de las plataformas tecnológicas

Twitter se puso en marcha hace cinco años con el simple mensaje: “Configurando mi twttr”. De la misma manera, muchos avances tecnológicos han salido a la luz no con una fanfarria de trompetas, sino con unas pocas y modestas palabras.

“Muy bien, aquí estamos en frente de los elefantes”.

Y así, con una gran humildad, se pronunciaron las primeras palabras en YouTube, en su primer vídeo publicado en abril de 2005, que muestra al co-fundador Jawed Karim en el zoológico de San Diego. Y sí, está enfrente de los elefantes .

Seis años -y miles de millones de páginas vistas- después, YouTube se ha convertido en parte del paisaje de los medios de comunicación, utilizado por la reina Isabel, los líderes mundiales y los dueños de mascotas que hacen cosas raras.

Si Karim hubiera sabido entonces en lo grande que se convertiría su empresa, quizá le hubiera dado a ese primer video un poco más de sentido para la ocasión. O tal vez no. Después de todo, cada nuevo fenómeno tiene que empezar por algún lado.

Y ahora, la primera incursión de Twitter en el mundo de los 140 caracteres está siendo recordada en la celebración de su quinto cumpleaños. El 21 de marzo de 2006, un mensaje automático del fundador Jack Dorsey decía clic “configurando mi twttr”, luego el primer tweet compuesto por un humano fue publicado cuando escribió las palabras clic “invitando a mis compañeros de trabajo” y pulsó enviar.

Considerando que estos dos tweets precedieron a miles de millones más, se trata de un inicio que pasó casi desapercibido; algo así como dar los primeros pasos en un mundo nuevo y emocionante pero, en vez de hacer una gran entrada, con un perfil bajo.

 

Un recorrido por las anécdotas curiosas que marcaron el inicio de servicios como el teléfono celular, el correo electrónico y sitios como Twitter y YouTubeEl primer mensaje publicado por Jack Dorsey en la plataforma TwitterFoto: lanacion.com
 

 

Pequeños grandes inicios. Otras tecnologías más antiguas se iniciaron en forma similar. Martin Cooper es reconocido por realizar la primera llamada del mundo desde un teléfono móvil verdaderamente portátil, desde una acera de Nueva York el 3 de abril de 1973.

En una declaración reciente, el hombre recordó el momento en que como director de investigación de 45 años de edad al frente del equipo de Motorola, hizo la llamada histórica utilizando un prototipo Dyna-Tac.

Aunque los periodistas estaban presentes, no lo grabaron.

“Llamé a Joel Engel, que era mi antagonista, mi homólogo en AT&T, que en ese momento era la empresa más grande del mundo. Nosotros éramos una pequeña empresa en Chicago. Consideraron que éramos una pulga en un elefante”, dijo Cooper.

“Le dije Joel, soy Marty. Te estoy llamando desde un teléfono celular, uno verdadero, teléfono móvil de mano, portátil . Hubo un silencio en el otro extremo. Sospecho que estaba rechinando los dientes”, agregó el investigador.

La conversación fue muy breve, dijo Cooper, ahora director ejecutivo de ArrayComm. ¿Cuánto tiempo habrá necesitado para encontrar la frase justa? Al parecer, no mucho.

“Fue espontáneo. Yo estaba hablando con un reportero tratando de pensar en algo inteligente que decir, como estoy ahora, entonces lo hice. Fue sólo eso”, aseguró.

“Uno nunca sabe cuando va a hacer algo así, que sería la ocasión trascendental que resultó ser. La cuestión en el momento no se trataba de crear una revolución, a pesar de que fue lo que sucedió. Se trataba de detener a AT&T”, dijo Cooper.

Por encima de todo, dice, lo que él estaba esperando es que la llamada funcionara.

Después de que aquel breve intercambio de palabras surgió un nuevo sector de las telecomunicaciones en todo el mundo, junto a una amplia gama de tecnologías de telefonía móvil que siguen dando forma a nuestro modo de vivir.

 

Un recorrido por las anécdotas curiosas que marcaron el inicio de servicios como el teléfono celular, el correo electrónico y sitios como Twitter y YouTubeMartin Cooper muestra el viejo Dyna-Tac de Motorola junto a un moderno smartphone durante una conferencia que brindó en la ciudad española de OviedoFoto: Reuters
 

 

Cien años antes de que Cooper hiciera historia, Alexander Graham Bell probó su nuevo invento: el teléfono, llamando a su asistente en la habitación de al lado.

“Watson, venga aquí. Quiero verlo”, fueron sus primeras palabras.

En Reino Unido la primera llamada por teléfono fijo, sin ayuda de operador, se hizo en 1958. La reina inició la llamada diciendo: “Soy la Reina llamando desde Bristol. Buenas tardes, señor rector”.

Desde la Luna hasta QWERTYUIOP. Once años más tarde, Neil Armstrong pronunció algunas de las palabras más famosas (y objeto de acalorados debates) cuando se dieron los primeros pasos humanos sobre la superficie del satélite natural de la Tierra: “Es un pequeño paso para el hombre, pero un salto gigantesco para la humanidad”.

Esas palabras se conviertieron en un punto de referencia, dice el escritor de discursos Max Atkinson, porque han resistido al tiempo tan bien. Una de las reglas de una gran línea es la de hacer una comparación, que Armstrong hizo maravillosamente.

Pero probablemente hubo alguna sugerencia de la Nasa sobre lo que el primer hombre en la Luna iba a decir, dice Atkinson.

Lanzar una punto.com es diferente y sólo con la perspectiva del tiempo nos damos cuenta de las ideas súper exitosas en Internet. Es por eso que las palabras expresadas en el lanzamiento de muchas tecnologías y plataformas, por mundanas que sean, suelen ser admiradas por su refrescante modestia.

El primer mensaje de correo electrónico es un ejemplo de ello.

Se cree que el ingeniero informático Ray Tomlinson lo envió en 1971, desde una computadora a otra en Cambridge, Massachusetts.

Los mensajes de prueba son para olvidarse, dijo. “Lo más probable es el primer mensaje fue QWERTYUIOP o algo similar”.

Expectativas moderadas. Esto muestra cuánto ha cambiado el mundo sus expectativas al iniciar este tipo de proyectos, que no son demasiado elevadas, dice Paul Armstrong, director de medios de comunicación social en Mindshare.

“El mundo ahora se mueve mucho más rápido que cuando sucedieron los acontecimientos de 1969 y así, a pesar de que son monumentales al mirar hacia atrás, en el momento no saben si van a ser un éxito o un fracaso”, dijo el especialista.

“Cuando se está configurando algo por el estilo, uno no sabe a dónde va a ir y el éxito depende de muchas cosas. Por cada uno de los que se oye hablar, hay miles más que no tienen una empresa capitalista respaldándolos”, agregó Armstrong.

Los pioneros, algunos de los nombres conocidos ahora, no estaban pensando en el éxito ni en escribir algo elegante y significativo, dice.

“Están muy enfocados en configurar algo y ponerlo en marcha. Es por eso que no vemos cosas profundas”.

Así que si el destino es lo único que importa, y no los primeros pasos, tal vez el recinto de los elefantes no es un mal lugar para comenzar.


Me at zoo, el primer video publicado en YouTube, que luego sería adquirida por Google

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s